¿Reconoces el Plátano de Canarias?

Como te hemos comentado en otros blogs el Plátano de Canarias es el primer y único plátano del mundo que ha conseguido el reconocimiento europeo como Indicación Geográfica Protegida (IGP), así que cuenta con el máximo reconocimiento de calidad europeo.

Esta importantísima distinción se le otorgó a finales del año 2013, lo que pone en valor la diferenciación en la que tanto han trabajado los fabricantes de este producto, para hacerlo único.

 

¿Eres capaz de diferenciar el Plátano de Canarias del resto de Plátanos?

Hoy en día, aún hay gente que piensa que el plátano y la banana son la misma fruta, pero no es así. Aunque a veces al plátano se le llame banana, ya que en realidad son similares y provienen de la familia de musáceas.
Pero quitando esta similitud, hay diferencias notorias entre el Plátano de Canarias y la Banana.

Diferencias nutricionales:

El Plátano de Canarias cuenta con un alto contenido en fósforo y potasio y es más rico en fibras como la pectina, además de contener azúcares sencillos como la sacarosa, glucosa y fructosa, lo que hace que el plátano tenga un sabor más dulce y que su textura sea más blanda. También contiene menos hidratos. La Banana por el contrario tiene un alto contenido en sodio, calcio, hierro, zinc, cobre y manganeso.

Diferencias físicas:

El plátano es más curvo que la banana, esta tiene una estructura más recta. Normalmente, el plátano suele ser bastante más pequeño y de menor grosor que la banana.

Además, la pulpa de nuestro plátano es más amarilla que la de la banana y posee unas famosas motitas negras en la piel que indican que su proceso de maduración ha sido mayor. La textura del plátano es más suave, mientras que la banana es más dura y seca.

Otras diferencias:

También existen otro tipo de diferencias, como por ejemplo, el lugar de procedencia:
La banana proviene sobre todo de Asia y Latinoamérica, mientras que el Plátano de Canarias es original de nuestro Archipiélago Canario.

 

Distinguir el Plátano de Canarias en el mercado

Se puede distinguir desde el envase en el que se comercializa, ya que en la caja en la que estén colocados los plátanos debe aparecer siempre el sello de Plátano de Canarias IGP. Asimismo, cada bandeja deberá llevar una etiqueta del plátano de Canarias en la que se incluirá el logo de Plátano de Canarias IGP, con toda la información que establezca la legislación vigente. 

En los puntos de venta donde se comercialice el Plátano de Canarias debe haber una separación clara respecto a otros productos similares como la banana u otro tipo de plátanos procedentes de otros lugares. 

Como habrás podido comprobar en este blog, a pesar de que puedan parecerse, el plátano de Canarias y la banana tienen unas diferencias bastante distintivas. No solo desde el punto de vista físico, sino nutricional.


Visita nuestra web para más blogs.

 

¡SOMOS PLATANIA!