Es realmente espectacular ver el proceso de maduración del plátano: la flor se va abriendo hasta convertirse en un ramo o piña, como se le llama en Canarias, de plátanos verdes. Y cuando el producto va dirigido al mercado peninsular es el momento de cortarlo e iniciar su transporte.

Así que hoy queremos hablarte de cómo el Plátano de Canarias continúa su proceso de maduración de la mano y cuidados de nuestros distribuidores, que programan y diseñan cada acción  y velan para que los frutos lleguen a la mesa deliciosos e impecables.

El Proceso de maduración del plátano en Península

El proceso de maduración del plátano de Canarias en la península sigue su ciclo desde el puerto de desembarque hasta la planta de maduración. El trayecto en barco apenas dura unos días y el transporte hacia el destino final se realiza en camiones con sistemas especiales de refrigeración.

Y hay unos pasos claves que hacen que el producto llegue al consumidor en perfecto estado, respetando lo máximo posible el curso natural que el plátano llevaría en la planta hasta su punto óptimo:

 PASO 1. Nuestros distribuidores almacenan en cámaras la fruta, teniendo en cuenta que sufra la mínima oscilación de temperatura posible para que tenga el mejor sabor y una óptima conservación hasta que llega a los puntos de venta.

PASO 2. En las cámaras, se monitoriza el proceso de maduración, teniendo en cuenta el estado de la fruta, la estación del año, y el tiempo que va a pasar hasta la distribución. Teniendo en cuenta, además, una serie de factores, que son de vital importancia:

  • Etileno: la mayor parte de los procesos inducidos por el etileno se saturan a una concentración en el aire de entre 10 y 100 ppm. Su uso venía siendo recomendado en una concentración de 100 ppm para la maduración, pero actualmente con los sistemas de monitorización y control activo es posible trabajar con concentraciones próximas a los 20 ppm. El etileno puede proceder de bombonas o de generadores catalíticos de etileno.
  • Temperatura:la aceleración de los procesos fisiológicos causada por el etileno ocasiona una importante producción de calor generado por la fruta. Por lo que es necesario un adecuado sistema de refrigeración para mantener la temperatura en los valores de consigna.
  • CO2:En las cámaras  tiende a subir el nivel del CO2 y a bajar el del O2, ambos efectos de consecuencias negativas, tanto para el desarrollo de la propia maduración como para la calidad final de la fruta. Por estas razones es preciso mantener el nivel de CO2 por debajo del 1% en el aire de la cámara.
  • Humedad relativa:durante el proceso de maduración la fruta tiende a deshidratarse por lo que se habilitan sistemas que mantienen un ambiente humidificado  con el objetivo de evitar la pérdida de peso de las piezas de fruta.

PASO 3. El estado de madurez del fruto, generalmente, se determina mediante un análisis de color de la piel. En función de este indicador se decide la temperatura óptima para seguir un correcto proceso de maduración, oscilando entre 14ºC y 18ºC.

Todo esto hace que el valor de contar con un buen distribuidor para nuestros productos sea parte del éxito y la calidad del plátano de Canarias.

En Platania contamos con profesionales comprometidos con la labor de nuestros agricultores, que siguen velando por el producto una vez salen de la fincas, hasta llegar a tu casa.