¿Sabías que el plátano de Canarias es el plátano más sostenible del mundo? A continuación te contamos el porqué:

Cualquier cosa que hagamos en nuestra vida cotidiana tiene un gran impacto en el medio ambiente, ya sea de manera positiva o de manera negativa. Esto pasa no solo con los productos que adquirimos, sino que también pasa con los alimentos que consumimos a diario. Incluso ahora navegando por internet, sin quererlo ni saberlo, estamos utilizando una serie de medios que al final terminan por emitir Co2 a la atmósfera.

Hay una forma específica para medir cuánto Co2 emiten los productos que consumimos y esta forma es a través del cálculo de la huella de carbono. Certificar la huella de carbono es un proceso de análisis de la producción y distribución del producto, con el fin de averiguar cuántos gases de Co2 se emiten al medio ambiente. Esta certificación la emite la Asociación Española de la Normalización y Certificación (AENOR) y la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátano de Canarias (ASPROCAN) ha obtenido la renovación de dicha certificación para el Plátano de Canarias, ya que en el año 2013 se comprometió públicamente con sus consumidores a medir el conjunto de emisiones en todas las etapas del producto, desde el inicio hasta el fin del proceso. 

Con este sello de calidad se acredita la veracidad del cálculo de la Huella de Carbono del Plátano de Canarias, es decir, el conjunto de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) que se genera desde su cultivo en finca, pasando por el empaquetado, distribución, la maduración y el consumo de este; en su caso son 196, 16g Co2 por kilogramo de plátano para su exportación a la península.

Don Domingo Martín Ortega, presidente de ASPROCAN, ha recibido el sello de la mano del director Comercial de Certificación de AENOR, Don Manuel Romero.
El Presidente de ASPROCAN destacó que parten de una valoración muy reducida ya en el 2013 y que incluso siendo así, han conseguido disminuir los niveles a nuevos mínimos. Lo que manifiesta su compromiso con el medio ambiente y también con la transparencia de información de cara al consumidor.

La labor de Plátano de Canarias para ser más sostenible no termina aquí.
Se han puesto en marcha también algunas otras líneas de acción y mejoras desde el sector productor. Como por ejemplo estas que te mencionamos a continuación:

La inversión en sistemas de producción más eficientes en ámbitos de riego y abonado, labores culturales para dotar de mayor resistencia a las plantas ante el ataque de plagas y la reducción en el uso de productos fitosanitarios en favor de otros métodos de prevención de plagas más inocuos para el medio.

ASPROCAN cree que es un periodo clave para concienciar a toda la población sobre el medio ambiente y se lamenta de la inacción que existe por parte de las autoridades responsables, ya que no existe una norma que obligue a todos los productos agroalimentarios a acreditarse públicamente bajo unos estándares comunes.

El Presidente de ASPROCAN manifiesta su disconformidad con el hecho de que el plátano de terceros países pueda realizar aplicaciones de productos fitosanitarios que están totalmente prohibidos en Europa y en España y que tampoco existan herramientas fiables de información para el consumidor, para que pueda así valorar la diferencia de calidad y sostenibilidad que existe de unos orígenes y de otros.